Tentáculos, horror y juegos de mesa

Phobia Escape Room

En Noticias Publicado:

La obra de Lovecraft debe buena parte de su supervivencia y reconocimiento a factores completamente ajenos a él e incluso despreciados por él mismo durante su vida. Uno de los pilares fundamentales de su calado en los lectores más jóvenes fue, paradógicamente, la traslación de su universo a los juegos de mesa. Lovecraft despreciaba, entre otras muchas cosas, cualquier tipo de juego durante su madurez (a pesar de que él mismo pasaba las tardes de su infancia jugando con miniaturas y trenes en su jardín).

Chaosium Inc. es uno de los nombres más ligados a la figura de Lovecraft a su progenie de productos derivados. La editorial, nacida en 1975, publicó en 1981 Call of Cthulhu iniciando así el largo recorrido, todavía hoy sin final aparente, de las creaciones del autor de Providence en el terreno de los juegos de rol. La compañía publicó en 1989 un juego de mesa que plantaría la semilla de otro de los pilares de los Mitos en la cultura popular: los juegos de mesa.

Arkham Horror se publicó por primera vez en 1987 y fue rediseñado por completo en 2006 para adaptarlo a los nuevos juegos de mesa. El juego pretendía trasladar la experiencia Call of Cthulhu al tablero; un grupo de investigadores debía impedir la llegada del horror a la ciudad de Arkham. Como juego cooperativo los jugadores deben ayudarse unos a otros para cerrar diferentes portales repartidos por los lugares más emblemáticos de la ficticia ciudad; la universidad Miskatonic, el río Miskatonic, una prisión, una casa encantada…

La edición más moderna rehecha por Fantasy Flight se ha convertido en uno de los títulos más comprados y buscados por los seguidores, y no tanto, de los Mitos de Cthulhu. La compañía ha sacado decenas de suplementos que amplían el juego básico tanto a otras ciudades como con referencias a otros autores relacionados con Lovecraft. Una variante a mayor escala es Eldritch Horror que traslada el peligro a una escala mundial.

Sin embargo, los juegos de mesa relacionados con la creación de Lovecraft, aunque beben más de Derleth y sus textos (ya hablaremos otro día de esto), no se han mantenido únicamente alrededor de Arkham Horror y su propuesta.

Los juegos de cartas coleccionables tuvieron un tórrido romance con los Mitos durante varios años a través de Mythos que posteriormente mutó en Call o Cthulhu Collectible Card Game de la mano también de Fantasy Flight. El humor iconoclasta de Steve Jackson abrazó rápidamente los Mitos con Munchkin Cthulhu, el mundo de las carreras de coches tiene su variante con Cthulhu 500: Mythos Motorsports Madness (esto es real) o el extraño concepto de jugador contra jugador de Twilight Creations (los creadores de Zombies!!!) tantearon el universo de los Mitos con Cthulhu Rising e Innsmouth Escape.

Hay decenas de acercamientos diferentes desde los juegos de mesa a la obra derivada de Lovecraft. Desde sencillos juegos de dados como Wake Up Cthulhu a complejos y largos títulos surgidos de Arkham Horror y sus expansiones. ¿Cuál es tu favorito?

0 Comentarios

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies